viernes, 29 de septiembre de 2006

Etapa 14 - Carrión de los Condes - Sahagun

Con mucha diferencia, la etapa más sosa y más aburrida de todo el camino. Tras atravesar a todo gas, para hacerlo menos pesado, los 18 kilómetros de desierto palentino, llegué a un pueblo soso, simple y que parecía abandonado, para volver a hacer otra burrada de kilómetros hasta otro pueblo igual. De hecho las ganas de salir de Palencia te hacen recorrer los kilómetros como nunca, con tal de llegar a Sahagun, primera ciudad de León.


Sahagún tampoco es ninguna maravilla, de hecho la iglesia de San Tirso es de lo más bonito y no es nada del otro mundo. Lo que pasa es que en comparación... pues merece la pena.



El albergue, Viatoris, de reciente creación, fue nuestro destino. Es un albergue que inicialmente iba a ser una casa de cultura, o algo así, y que su creador artístico estuvo acondicionando con un precioso rosetón en su recepción que da a la calle y hace muy bonito. Al final decidieron hacer un albergue, y realmente éste se divide en un bloque enorme con muchísimas literas y el otro chiringuito donde está la recepción. Internet es gratuito, y me dejaron usar un lector de tarjetas para sacar algunas fotos de mi cámara y poder mandárselas a mis amigos. Todo el mundo fue especialmente amable conmigo, sobre todo Eva, la hospitalera, que además de ser una chica muy atractiva, es muy simpática y nos atendió perfectamente en todo momento.

En el fondo, además del albergue, lo único que merece la pena destacar de un día así es que comí en el albergue de Terradillo de los Templarios lentejas y albóndigas por 7€, con vino, que aquí siempre los menús vienen con vino, que el vino de la casa es el buen vino.